Categoría: Terapia Individual

¿Cuando los niños esta bien que acudan a terapia?

Los padres a menudo se preguntan cómo saber y cuándo deben buscar terapia o consejería para sus hijos. Uno tiende a pensar que los problemas no son lo suficientemente graves o guarda la esperanza de que es sólo una fase que tu hijo va a superar.

Estas son algunas señales comunes de que su hijo puede necesitar algún tipo de intervención de salud conductual o mental:

1. Los cambios repentinos en el apetito o la higiene
2. Aumento de la irritabilidad o ira estallidos
3. Episodios de llanto frecuentes
4. Declaraciones negativas frecuentes sobre uno mismo
5. Aumento de las pesadillas, falta de sueño o mojar la cama
6. El aislamiento o pérdida de interés en actividades que solían ser divertidas
7. Caída repentina del rendimiento escolar
8. Cambio en el nivel de energía, ya sea inusualmente cansado y letárgico o excesivamente enérgica
9. Cambios de humor
10. Agresión, tales como golpear, patear, o romper cosas
11. Autolesiones, como morder, cortar, o golpear auto
12. Intimidación o ser intimidado
13. Mentir frecuente o robar
14. Molestias físicas frecuentes, tales como dolores de estómago o de cabeza (véase su pediatra primero para descartar causas médicas)

estres-infantil

Grupos de crecimiento y talleres con trabajo de configuraciones sistémicas:

  • Objetivo de trabajo con las configuraciones sistémicas (Constelaciones familiares)

 

  • Bert Hellinger desarrolló este método terapéutico sumamente eficaz para revelar las situaciones inconscientes y transformar el amor en orden y bienestar.

 

  • El trabajo se realiza en grupos y está orientado a equilibrar el sistema familiar reconociendo la transmisión de comportamientos, valores y actitudes a través de las generaciones determinan problemas psicológicos, al reconocer los conflictos se logran resultados potentes.

terapia-en-grupo 1

¿Cómo puede ser nuestro pensamiento? (Constelaciones Familiares)

Lealtades Invisibles y Constelaciones Familiares

 

Una de las alternativas mas recientes para el trabajo terapéutico, es el propuesto por Bert Hellinger el cual conjuga de una manera práctica la teoría de lealtades invisibles de Nagy con el trabajo realizado por Ruth McClendon, Les Kadis y Thea Schönfelder y las primeras experiencias de constelaciones familiares, así como con otras corrientes psicológicas, entre ellas psicoanálisis, Gestalt, dinámica de grupos, terapia familiar, así como grito primario, programación neurolingüística e hipnosis Ericksoniana; para dar origen a las Constelaciones Familiares como las conocemos hoy en día.

La teoría de las Lealtades Invisibles y su aproximación a través de las Constelaciones Familiares ponen en evidencia la conexión profunda que cada persona tiene con su familia, no sólo la actual, sino con varias generaciones atrás, así como con quienes han sido afectivamente significativos en su vida. Surgen de una manera clara y amorosa todas aquellas “cadenas de retribuciones desplazadas”. El sistema se vincula entre sí con amor y lealtad. Lo que una generación deja sin resolver, será la siguiente la que, inocente e inconscientemente, trate de resolverlo; así queda atrapada en temas o asuntos que no son en realidad su responsabilidad. Existe una transmisión transgeneracional de los problemas familiares que crean una cadena de destinos difíciles o trágicos.

El método de las Constelaciones Familiares ayuda a cerrar con amor los pendientes familiares, dejando a cada persona con su propia responsabilidad y su lugar de dignidad en la familia y en la vida. De esta manera se restablece el «orden del amor» y se rompe la cadena de los destinos trágicos.

Los asuntos no resueltos de los sistemas familiares en generaciones anteriores y las injusticias cometidas dentro y fuera del sistema familiar pueden, inconscientemente, afectar la vida de las familias manifestándose en alguno o varios miembros del sistema, enfermedades inexplicables, depresiones, suicidios, relaciones conflictivas, trastornos físicos y psíquicos, dificultad para encontrar pareja, para prosperar, comportamientos conflictivos, etcétera.

 

A través de este enfoque fenomenológico, se descubre que al configurar la constelación familiar los participantes que sirven como representantes de miembros de una familia expresan los sentimientos y sensaciones que reflejan auténticamente aquellos a quienes representan (aun sin conocerlos). Se exponen así las profundas fuerzas que actúan en los sistemas humanos, así como el camino hacia las soluciones que parecían complicadas o incluso inimaginables.

Todos formamos parte de un sistema que es una familia, pero cada familia es parte de otro sistema mayor cuyos elementos determinan su estabilidad en el marco de una co-evolución recíproca. Toda unidad puede verse como un sistema y, esto da como resultado una jerarquía entre los mismos, no estamos aislados; nuestros actos como individuos, familia o estado repercuten en terceros. Por eso todos somos, de alguna manera, responsables de todos (comUNidad).

 

 

 

constelacion 1

¿Deseas cambiar tu actitud frente a la vida y resolver tus conflictos personales, familiares o laborales?

Con acompañamiento terapéutico podemos apoyar a mejorar la solución de tus conflictos emocionales o situaciones dolorosas …

¿Con quien acudir para obtener apoyo, guía o acompañamiento terapéutico?

Psicólogo: Profesional con estudios básicos de Psicología, para que pueda dar terapia es necesario que tenga una acreditación …

Ventajas de acudir a Psicoterapia.

Se logra sensación de estar cada vez mejor. Se alcanza un mejor manejo del Strees. Se obtiene el realizar cambios de pensamientos, …